MÁS DE 30 AÑOS FABRICANDO MARROQUINERÍA...

Allá por los años 80, el mundo se presentaba como un reto para un jóven empresario que se embarcó, lleno de ilusión y optimismo, en el sector de la moda en piel. Como cualquier empresario, todo comenzó con un pequeño taller que poco a poco fue creciendo y encontrando la fidelidad de sus clientes. Con el paso de los años, la marca fue ganando reconocimiento, identificándose con las necesidades del mercado y trabajando para ofrecer la mejor calidad a precios competitivos.

Salvador Alamar y Rosa Pino

SEGUNDA GENERACIÓN

Hoy en día, Rosa Pino y Salvador Alamar, segunda generación de Monpiel, presentan un catálogo de productos atemporal y cuidado, que se adapta al día a día de una comunidad sofisticada y de espíritu aventurero: "Una larga trayectoria en el sector, nos ha permitido mantener los estándares de calidad en el proceso de manufactura, nuestros artesanos marroquineros trabajan día a día haciendo de cada pieza un producto único y exclusivo".

Nuestros diseños son especiales y originales, combinando pieles naturales de máxima calidad con las exigentes tendencias de la moda. ¿Nuestra inspiración? La motivación y curiosidad de un equipo de espíritu joven, que busca día a día ofrecer complementos y accesorios de piel adaptados al ritmo y estilo de vida actual.

30 años después, seguimos poniendo el corazón en cada pieza, diseñando y fabricando complementos en piel con dedicación, pasión y trabajo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su navegación y ofrecerle una mejor experiencia online. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.